Potencia real de Europa

Esta convicción, o esta angustia, me se ve singularmente alejada de los hechos. Desde el siglo XVIII obsesiona a nuestros espíritus. He aquí lo que, en la aurora de la Revolución, redacta a Catalina de Rusia el barón Grimm, gacetero literario de París: «Dos imperios se repartirán el mundo: la Rusia, por el lado de Oriente, y América, llevada a cabo libre en nuestros días, por el lado de Occidente; y nosotros, los pueblos medulares, vamos a estar bastante degradados, bastante envilecidos para entender lo que fuimos más que por una vaga y estúpida tradición.» En 1847, Saint-Beuve sintetiza así la opinión del historiador Adolfo Thiers: «No hay más que dos pueblos. Rusia, que es bárbara todavía, pero es grande…

La vieja Europa tendra que tener esta juventud. La otra juventud es América… El porvenir de todo el mundo está ahí, entre esos dos enormes mundos.» Y como éstos, muchos otros, entre ellos Tocqueville, a lo largo de todo el siglo XIX; por consiguiente, bastante antes de la ascensión de los dos Enormes al chato mundial, que data precisamente del fin de la última guerra, Europa se sentía aplastada entre los dos gigantes que todavía no habían llegado. En este momento están ahí. Midamos su talla real.

Yo he inventado un pequeño juego gráfico, muy simple. Tomad una hoja de papel cuadriculado. Trazad tres rectángulos verticales, al costado uno de otro, cada uno con una base de diez cuadrados. El de la izquierda con 18 cuadrados de altura, el de la derecha 22 cuadrados, y el del medio, 45 cuadrados; éste es, por consiguiente, por sí solo más grande que los otros dos sumados. Pregunta: ¿qué significa ese rectángulo del medio? Respuesta: es Europa entre los dos Grandes. Cada cuadrado representa un millón de pobladores. Europa al oeste del telón de acero tiene 330 millones; los siete países de europa en la actualidad sometidos a la URSS, 95 millones; total, 425 millones. En tanto que los dos Enormes juntos solamente llegan a los 400 millones.

Añadid a esa cantidad demográfica las características humanas del europeo que es todavía el más destacable obrero, el más destacable filósofo y el más destacable artista –confesaréis que, al menos, es interesante que Europa se sienta aplastada entre dos gigantes, más pequeños que ella, que no llegan a su talla aún subiéndose uno sobre otro y que, además, lejos de agregar sus fuerzas contra nosotros, son más bien oponentes y uno es nuestro aliado.
Pero ¿se me dirá que la capacidad real de Europa no está en proporción con su población? Es exacto en el sentido de que, por cabeza de habitante, la producción de america sobrepasa hasta la actualidad la de Europa.

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published